lunes, 17 de julio de 2017

JOSÉ MANUEL EL TAMBORILERO, IN MEMORIAM

Resultado de imagen para José Manuel el Tamborilero

-Querido José Manuel:

Aunque estoy muy lejísimos, me entero de todo. Tengo un servicio de información que no veas. Y me he enterado que te has ido. Que por fin has descansado. Y yo sé que te merecías ese descanso después de una vida de esfuerzo y abnegación. Pero hombre, no tenerte entre nosotros... ¡Qué duro se hace! Y así, si ya en vida fuiste leyenda, ahora que te nos vas, no te digo nada y te lo digo todo... La marisma eterna te abre los brazos de par en par, allá donde te puedas reencontrar con tus hijos. Nuestra música tradicional te debe mucho. Siempre te he admirado, amén de por tu genialidad, por tu humildad y tu carácter de bondad y franqueza. Como los grandes artistas, te serviste de tu talento para llevar el nombre de tu pueblo allá donde estabas. ¡Qué buenas conversaciones tuvimos, sobre todo en aquellos viajes en los que coincidimos en el autobús viniendo de Sevilla para Bollullos! ¡Cómo te recuerdan todos los chiquillos con tus dulces en la puerta del colegio! 

Ha sido un placer tratarte y conocerte. Ahora eres tamborilero eterno. Yo, como amante de nuestras tradiciones, no sentiré sino encogérseme cada vez más el corazón cuando escuche una flauta y un tamboril al frente de la Atlántida que se nos abre en el Rocío, señalándonos la clave de nuestro destino.

Descansa en paz, querido y admirado amigo. No estoy a la altura de tu arte, pero aun así, me atrevo a dedicarte estos versos: 


Resultado de imagen para José Manuel el Tamborilero


SE DURMIÓ

José Manuel el Tamborilero, in memoriam

Se durmió la flauta,
se durmió el tamboril,
se durmió el genio,
que nos hacía sentir,
amaneceres romeros,
de inolvidable cariz.
José Manuel el Tamborilero,
tu espíritu feliz,
cuatrovitero y rociero,
de talentoso cariz,
nos acompaña eternamente,
en el alma, y al decir
tu nombre peregrino,
aunque el verbo "morir"
nos entristezca, sabemos
que el verbo "vivir",
mejor se corresponde,
con tu legado y tu raíz,
de un Bollullos que te adora
como tu dilecto jardín,
en la Baja Andalucía,
que tú hiciste asir
el cielo con tu música
de tradicional matriz,
recorriendo el mundo
contigo como adalid.
Ahora, el sueño de los
justos duerme. Por ti,
nuestra memoria de pueblo
reza y ama hasta el fin.
José Manuel: Hasta siempre,
maestro y amigo, Ahora vas a oír
la música celestial que adelantaste
en vida con espléndida directriz.
¡Siempre presente, por siempre
tu duende nos vas a transmitir!



Imagen relacionada



Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.
Amen.