viernes, 24 de febrero de 2017

EN IRÁN

Resultado de imagen para Ibarretxe star trek

"En el Congreso de Pamplona de 1977 el PNV renunció a su confesionalidad católica. Sin embargo, a día de hoy los presuntos informados todavía machaconean con el integrismo católico de Sabino Arana...
El Partido Popular se ha lucido muchas veces de demócrata-cristiano y, como el "valor" en la antigua mili (que ellos abolieron), se le suponía que era "católico" y... así lo siguen creyendo esas almas cándidas que cantan en horrorosos coros de musiquitas ridículas, con letras empalagantes y blandengues; sin embargo, ahí tenemos a la Cifuentes (cuyo tatuaje en salva la parte no voy a decir lo que es, investigue el curioso), ahí tenemos a Andrea Levy (el apellido lo dice todo... tal vez un antepasado suyo gritara aquello de "Crucifícale" ante Poncio), tambien es un secreto a voces que "eminentes" personajes públicos del PP son a su vez miembros de la masonería. Sin embargo, todavía hay idiotas que se sueltan la melena y gastan soflamas sobre el "integrismo católico" del PP: por favor, no atenten contra la inteligencia si no quieren que me duela la riñonera de las carcajadas que pueden producirme sus topicazos, mientras bracean en el océano de su ignorancia retro-progre.
En fin, ¿lo digo más claro?
Los católicos a día de no tenemos representantes políticos en España, mientras que en Irán sí hay representantes cristianos en el Parlamento, como lees: en Irán."
Manuel Fernández Espinosa 

martes, 21 de febrero de 2017

DE USURA Y POLÍTICA

Resultado de imagen para aristóteles

«Con mucha más razón hay que odiar la usura, ya que en ella el beneficio se obtiene del propio dinero y no de aquello para lo que éste se inventó. El dinero, en efecto, se creó para el cambio, en cambio, en la usura el interés por sí sólo produce más dinero»

«La finalidad de la política no es la sabiduría ni el conocimiento, sino la acción»

Aristóteles 

viernes, 17 de febrero de 2017

ANALFABETO POLÍTICO

Resultado de imagen para bertolt brecht

"El peor analfabeto es el analfabeto Político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los granos, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto,mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales."

Bertolt Brecht

miércoles, 15 de febrero de 2017

LOS REVOLUCIONARIOS

Resultado de imagen para dostoyevski

"Nuestros partidarios no son únicamente los que degüellan e incendian, los que disparan su pistola de acuerdo con el método clásico o que critican a sus oficiales. Esos a lo sumo nos molestan...El maestro de escuela que se burla con sus alumnos de Dios y de su cuna, ese sí es de los nuestros".

F.M. Dostoyevski, Los endemoniados (1870)

domingo, 12 de febrero de 2017

ESPAÑA REVISITADA (II)


Y parece que fue ayer cuando escribí:

ANTONIO MORENO RUIZ: ESPAÑA REVISITADA



Y bueno, hasta que por fin me puedo sentar a escribir. Dos años sin ir a mi patria y entre finales del 2016 y principios del 2017, casi un mes para resarcirme entre mi terruño predilecto que se escora por el Atlántico desde la Baja Andalucía al Algarve. Un mes casi desconectado del mundo virtual, por las muchas ganas de aprovechar los minutos que la realidad transitoria me ofrecía. Y también, por mor de ser la primera vez que viajo con toda la familia, y esto de viajar con niños es otro nivel, y quien alguna vez lo haya hecho, seguro que me comprende. Con todo y con eso, ha sido un viaje la mar de interesante. El tercero en cinco años. Como no tengo mucho tiempo para escribir, paso a hacer un somero esquema de las impresiones que extraigo desde lo más profundo de mi corazón:

-Una de las muchas cosas positivas de este viaje es el reencuentro con la familia. Mi hija demasiado bien se portó en esas doce horas de avión de Lima a Madrid. Como un angelito, apenas lloró y si bien estuvo algo inquieta, demasiado la pobrecita. Con siete meses en el mundo… Hasta nos felicitaron algunos compañeros de vuelo.

El reencuentro con la familia, pues… Qué os puedo decir… Mi madre y mi hermana llorando a lágrima viva. Cualquiera que pasara por allí creería que había una muerte por medio.

Al poco tiempo, muchos primos, parientes, amigos; en fin, gente que es mía, me dio innumerables muestras de afecto y me ayudaron en todo, a tal punto que prácticamente no pagué nada en cuanto a tapeos, cafés y todas esas cosas que alegran la vida. Los medios de comunicación del pueblo, volcados conmigo. Todo ello hizo que la presentación de mis libros fuera un éxito, sintiéndome una vez más profeta en mi tierra, todo un privilegio. La verdad es que si bien hay quien se queja de que amigos hay muy pocos, yo no puedo decir lo mismo, porque tengo una familia y unos amigos que no me los merezco. Cada vez que vuelvo al terruño lo compruebo. No tengo sino agradecimientos para mi gente.

Yo queriendo dar sorpresas y cuando llegué, todos mis amigos compinchados con mi madre y con mi hermana y dándome una sorpresa en plena plaza... ¡Anda que vaya tela! Joder, casi nada. 

Mis lazos familiares y amicales son más fuertes de lo que a veces pienso. 

Como prolongación familiar, en este viaje he conocido a una persona muy especial: La prima Dolores Villarán, la última prima viva de nuestra línea más directa de los Becerril de Pilas, con cuyo nieto coincidí felizmente en el Colegio Marcelo Spínola. Me reencontré con su nieto, mi gran amigo Faisal, años ha por mor del facebook, y por fin conozco en persona a aquella persona que siempre admiré, gracias, entre otras cosas, a su capacidad poética.

Asimismo, también por fin conozco en persona a José León, el más torero de los poetas o el más poeta de los toreros, como se quiera. El que tantos lagrimones me ha arrancado con sus versos musicalizados entre sevillanas, rumbas y fandangos, viviendo yo la nostalgia galguera, taurina y romera en Lima. Aquel cuyo trabajo conocí de casualidad gracias a un amigo de Despeñaperros para arriba, y que tiene lazos familiares con mi familia de Villanueva del Ariscal; alma mater de la Bodega “El Potro”, que tan buenos recuerdos me trae a fuer de ser el emblemático lugar en el que estuve por última vez con mi tío José María antes de que se nos fuera. Grande José León como artista y como persona. Y qué bien se está en su restaurante, qué sitio tan típico y qué bien se come y encima a tan buen precio. Le entran a uno ganas de torear, de tocar la guitarra y de recitar poemas.


ANTONIO MORENO RUIZ: DE POESÍA Y MÚSICA: JOSÉ LEÓN





Como siempre, un reencuentro con mis raíces en general. A un nivel muy completo, muy satisfactorio, muy orgulloso.

-Sin embargo, conforme va pasando el tiempo, se nota más distancia. Uno aprende a pensar más fríamente. Hay gente muy significativa, muy arquetípica, que significaba mucho para mí, que ya no está. Sí, sé que es ley de vida, pero es que a veces la ley es tan dura como la vida.

Mi pueblo lo veo cambiado, y no para bien. Y me explico: Cuando yo era chico, apenas éramos cinco mil habitantes, pero había vida en la calle. A día de hoy, la población supera las diez mil almas, pero no se ve ni se oye un carmen. A veces, ya no me reconozco. Y eso crea una angustia muy difícil de explicar. Sí, sé que serán cosas de un romántico, de un soñador… Que es universal eso de tender a idealizar el pasado y más cuando uno está tan lejos. Pero la verdad es que la morfología, y hasta nuestro acento y forma de ser, está cambiando y no para bien. Y ahí es donde más se notan los que nos dejaron por imperativo celestial.

Nuestra identidad se está apagando. Y no veo muchas soluciones a eso en una España muy desquiciada con respecto a identidades, inventos nacionalistas y copieteos europeístas.

Menos mal que he podido reencontrarme con gente de primera, como Manuel, el padre de mi amigo Primi, al que la salud hace poco le dio un varapalo serio, pero que se está recuperando gracias a Dios. 

-Eso sí: En Andalucía se conserva una alegría de vivir que te da vida, valga la redundancia. En las ciudades grandes es muy difícil ver eso, y en Lima, más todavía. Cuando uno entra o sale del aeropuerto Jorge Chávez, allá en el Callao, llama mucho la atención las caras de triste desgano de los trabajadores. En España, aunque haya crisis, la gente, a pesar de ser muy quejica y escandalosa, tiene otra energía. Y en el sur en ese sentido es que no hay color. Los andaluces somos muy celosos de la calidad de vida. Y este concepto que hacemos tan real no existe o no se respira en otras partes del mundo. Yo me imagino que el estilo de vida criollo que tanto ponderó el alemán barón de Humboldt allá por el siglo XVIII como símbolo de vida feliz debió ser muy parecido. Pero lamentablemente, el curso de las repúblicas americanas, al alimón del crecimiento de megalópolis desordenadas y violentas, ha cambiado trágicamente este gran acervo, siendo la cultura criolla (otrora la más poderosa del continente) la principal víctima, aun siendo todavía una realidad por encima de las fronteras que colean desde principios del XIX.

-Hablando de identidades, durante una fugaz visita a Moguer, la cuna de Juan Ramón Jiménez y de las expediciones antillanas, llegamos a una zona donde prácticamente no había españoles. Sólo se veía y se escuchaba gente del Magreb y del África Negra. Y el idioma, el árabe. Mi mujer andaba medio asustada, como extrañada de ver eso por Europa (y en otros países puede ser peor ese contraste), y como criolla, se sentía bastante lejos de lo que pensaba que podría ser aquello. Cuando fuimos caminando por el pueblo, no vimos mucha mezcla entre naturales y extranjeros, y hasta en el físico, mi señora se dio cuenta de la gran diferencia entre andaluces y moros. Si fuéramos moros los andaluces, como se nos repite machaconamente desde el romanticismo ignorante y extranjero, los marroquíes no tendrían problemas de adaptación y pasarían desapercibidos. Pero es que es evidente que no es así: Se ve una separación natural entrambas comunidades. Y no es tanto un problema "de color de piel". Seguramente un negro carioca se adaptará antes y mejor. Aquí el tema es espiritual y antropológico, y desde luego, está claro que el islam es inasimilable, tal y como ha dicho en alguna ocasión el camaleónico y neurótico Jorge Verstrynge. 

Ni que decir tiene que muchos criollos acaban pasando desapercibidos en su madre patria. Pero no es el caso de otros. Ni nunca lo será.

Eso sí: Los africanos están ahí porque son pueblos de agricultura de fresa. ¿No dicen que hay tanto paro en españa? ¿Cómo, entonces, es que la gente no está dándose tortas por recoger fresas? Hay cosas que no cuadran. Y sí, yo sé que ese trabajo es jodido. Pero yo, con la experiencia que tengo en la otra punta del mundo, antes que lamentarme en casa o en el bar, haría lo que fuera si me viera en esa situación. 

No vi por cierto a los africanos mal vestidos ni desnutridos. Por peor pagado que esté ese trabajo, para algo da, por lo menos. Y eso sin justificar a los empresarios inescrupulosos, pero una cosa no quita la otra. 

-Hablando de quejas, ya no me creo muchas quejas de mis compatriotas. Como digo, es la tercera vez que viajo en cinco años, y en España hay un nivel de consumo que en Sudamérica ni se huele. La primera vez que fui a Sevilla con mi esposa en este golpe, que fui también con mis padres, mi hermana y mi cuñado, y por supuesto mi hijastra y mi hija, fuimos desde el Arenal hasta la avenida de la catedral. Mi señora se quedó sorprendidísima de la cantidad de gente que pululaba por tiendas y bares. Para ella, “crisis” era el Perú de los años 80, el Perú del terrorismo (comunista, que eso se suele “olvidar”…) de Sendero Luminoso, en el cual los niños tenían que hacer los deberes con velas porque bombardeaban las torres eléctricas, o donde había que esperar una hora para conseguir una caja de leche por mor de la inflación y la corrupción que azotó el país. Peor que la España de postguerra. Entonces claro, mi señora, al igual que yo, nos preguntamos cómo en España apenas se ven mendigos sudamericanos; por qué están llegando venezolanos a Madrid y ninguno pasa hambre. Será porque ellos ven oportunidades donde los españoles o no vemos o no queremos.

-Hablando de consumo, cierto es que hablamos de niveles diferentes. Por ejemplo en Lima, la cerveza o los pasteles son más caros que en España. Pero porque se considera algo más o menos “lujoso”. Uno puede ponerse bien de dulces en España por menos de 10 euros. Eso en Lima es impensable (y seguimos hablando en euros…). En Lima es muy barata la mano de obra: Pintar la casa es baratísimo. Los taxis, con los que hay que regatear, también. Los camareros cobran poquísimo. En España, y más en Sevilla, que tanta vida da la hostelería y el turismo, hay un acceso a una serie de cosas que en otros países la gente ni se lo plantea.

Por cierto, fui con mi cuñado al fútbol, a ver el Sevilla-Real Madrid de Copa, donde el carapony de Sergio Ramos hizo lo que hizo, y el Sánchez-Pizjuán estaba lleno. Por eso digo: Que cada vez me creo menos las quejas, y menos todavía las quejas de bar. 

No obstante, agradezco a mi amigo Matías y a toda la peña sevillista de Pilas (pueblo adoptivo de mi hermana y de donde viene nuestra rama Becerril, como otras veces he dicho) su disposición, haciendo que me sienta siempre uno más, en uno de mis lugares predilectos. Qué bien sienta una Cruzcampo con la mejor gente y en el sitio indicado... 

Profundizando en el carapony, es asquerosa la actitud que esté gachó tiene contra el Sevilla. Dice ser sevillista, pero sólo porque un sector minoritario del estadio lo insultó hizo la chulería para que hasta desde preferencia la gente saltara para insultarlo, y lo ha hecho para desestabilizar al Sevilla, que este año parece un claro competidor liguero. Encima, exigiéndole al presidente del Sevilla que castigue…. Coño, será que los ultras de su equipo (que no es el Sevilla) son muy educados… Y esto lo dice Sergio Ramos, el mismo que, acto seguido, escupe e insulta a la madre de Iago Aspas. No es ya hipocresía lo de este chulángano impresentable, pero vamos a ahorrarnos más palabras. Ya él mismo se ha retratado, y desde luego, el Sánchez-Pizjuán nunca será su casa, como realmente nunca lo fue.

-En España veo todavía ciertas posibilidades, tanto para trabajar como para vivir en general, por poco que sea y aunque todo esté peor. No hay trabajos de mucha calidad, ¿pero dónde los hay? 

A mi mujer le ha llamado mucho la atención cómo en Sevilla hay gente que tiene la bandera española en su balcón, como no ha llegado mucho la histeria antitaurina, cómo, en resumidas cuentas, se mantiene más o menos un regusto tradicional que en otras partes se ha perdido. Ella, al igual que un amigo criollo ecuatoriano que ahora vive en la ciudad, me dice que como hispanoamericana, puede entrever los orígenes de su identidad tanto por Sevilla como por los alrededores de la Andalucía atlántica que hemos estado recorriendo como las circunstancias nos han permitido. Me sorprende gratamente que tanto a mi señora como a mi hijastra les haya gustado tanto mi terruño, teniendo muy buena adaptación ambas. Mi bebé, la pobre estuvo como asustada los primeros días pero luego fue haciendo mucho con mis padres y al final tan normal. Y en mi pueblo la pude bautizar en la parroquia de mis antepasados, teniendo como compadre a un gachó que vino desde la Villa y Corte al pueblo, pasó la noche y se fue pitando al poco del bautizo. Si es que yo no escojo como padrino a cualquiera. 

Lo que pasa en España es que tenemos tanta peste progre porque no se han hecho las cosas como Dios manda. Me refiero a que no ha habido una oposición real. Los llamados “patriotas”, en la gran mayoría de las ocasiones, se dividen entre tarados y chivatos. Y nada bueno va a salir de ese “área”, en puridad inexistente, y menos todavía, con la infección animalista ya coleando a placer. Esto es lo que hacía falta. En fin, confirmo que ninguna esperanza tengo en ese rollo, se llame como se llame. Cada vez están peor y a veces pienso que en el fondo, falta caridad con tanta gente mal de la cabeza, que lo hacen parecer  a uno normal y todo. Pero como le escuché una vez a Antonio García Trevijano, con todas las grandes diferencias que tenga con el tocayo, ya veo las cosas de otra manera y saco una pizca de optimismo, pues es que desde hace muchísimos años, no se están haciendo las cosas como se deben. Si se hubieran hecho las cosas y se hubieran acabado, ahí sería como la soleá, que cuando vi que me iba a morir, cogí la manta y me eché a dormir. Pero como no ha sido así, en verdad el terreno está virgen para lanzarse a luchar como se debe, aun con todos los impedimentos cada vez mayores.

Eso sí: He visto más deprimido Portugal que España. En todos los sentidos.

-En España, sin embargo, no es que estén dominando los marines a punta de pistola. Nos dejamos dominar por escoria. La oligarquía española, o en puridad, antiespañola, ya sea financiera o politiquera, es cada vez peor, y eso también por desgracia se ha reflejado en la gente. Por ejemplo antes tener un amigo rojo era algo divertido, pues el rojo era alguien que venía leído de casa. Si uno tenía afición por la culturilla, siempre tenía un amigo rojo con el que congeniaba. Pero es que ya no hay eso. El nivel educativo-cultural es cada vez más bajo. La gente, lejos de estar cabreada, está empanada, y en el fondo se conformaría con una paga y en paz. Que esa es otra: La cantidad de gente con pagas y que no hace nada. Y con pagas inmerecidas. En el Perú es todo lo contrario: Hasta los ciegos tienen que trabajar como mulos para llegar a fin de mes. Ni una cosa ni otra, desde luego. Pero eso: Que quienes nos dominan, son gente de un individualismo atroz, cortos de miras, toscos, ignorantes… Gente hasta de mal gusto, joder. Y que ha contagiado al personal en su apalancamiento. Es preocupante que estén tomando medidas a la desesperada porque en verdad no tienen ni puta idea. Esto de subir la luz sin ton ni son forma parte de lo que decimos. Los impuestos a los autónomos son infames. La seguridad social cada vez está peor y ya todo el que tiene hijos los inscribe en un seguro privado, cosa que mi generación ni conocía. Y en cuanto a las pensiones… Tarde o temprano les meterán mano, si es que no se las están metiendo ya.

Y con todo y con eso quiero volver. Aquí, ni el trabajo ni el estrés compensa. Eso de llevarse meses y meses sin ver campo, sin respirar una brizna de aire puro, escuchando bocinas, autobuses llenos, cruzando la calle corriendo… Y ahora, con años cada vez más calurosos, y con gente que parece que es que le gusta pasar calor, cosa que no entiendo… Porque yo, que vengo de una tierra caliente, al menos allá la gente intenta poner remedio a base de toldos, persianas, aires acondicionados, ventiladores… Pero poco de eso se ve por aquí. Y cada año que pasa parece que hace más calor. Apenas se distinguen las estaciones. Y yo entiendo que este sitio no tiene la culpa. Simplemente yo creí que más o menos podría acostumbrarme, pero no ha sido así, y siento que ya nada tengo que hacer ni que decir en esta parte del mundo, donde a pesar de que hablamos el mismo idioma, tengo malentendidos casi a diario, entendiéndome mejor con los brasileños, con quienes trabajo desde hace cinco años.

Así las cosas, y a pesar de los pesares, como digo, creo que lo mejor es empezar la cuenta atrás, o paradójicamente, la cuenta hacia adelante y regresar y establecerme en la Piel de Toro (o si se escantilla, en alguna isla adyacente) con mi familia. Siento que en esta parte del mundo ya muy poco tengo que hacer o que decir. Ha sido una época de mucho aprendizaje, una mili que nunca tuve. Me ha hecho ver la vida con otros ojos. No me ha cambiado mucho el carácter, eso sí, más bien al contrario… El acento, pues dicen que también lo mantengo. Pero eso: Dentro de que nunca me adaptaré a vivir en una ciudad grande y menos todavía en este caos concreto, no hay que dejar de agradecer lo vivido. Porque gracias a eso creo que valoro mejor las cosas, y ya no estoy preocupado con gilipolleces como el "éxito profesional" (y eso que aquí en alguna que otra ocasión he llegado a estar laboralmente bien, como jamás habría soñado en España), y desde luego, creo que soy mucho más echado para adelante y menos melindroso que cuando recién llegué. 


Quiera Dios que el próximo viaje a España sea el definitivo. Y que sea lo que Dios quiera y que Dios nos coja confesados. 

sábado, 4 de febrero de 2017

RIP PERICO ROMERO




Perico, antes que nada, disculpa la tardanza, pero no me he olvidado de ti. Lo que pasa es que se me han ido pasando los días y entre una cosa y otra, el tiempo no corre, sino vuela. Vaya por Dios hombre, que te nos has ido. Dos años hacía que no iba por el pueblo y un día que me estaba yendo para Sevilla pude salir de refilón a tu nieto Pedro, mi gran amigo con el que tan buenos momentos compartí y que nunca se olvida de mí. Y es que esto de viajar luego de un tiempo bueno, y encima ya con niños, es otro nivel. Y a los pocos días, Pedro me dijo la triste noticia que me embargó:

-Antonio, se ha muerto mi abuelo…

Menudo varapalo, hombre. Por cierto, que tu nieto Pedro me dijo en su día que tu verdadero nombre era Peregrino y yo no me lo creía.

Te recuerdo siempre por la calle Larga, de una manera u otra. Con tu rostro serio, servicial y honrado, bien puesto en el horizonte que siempre quiere cristalizar en los Cuatro Cantillos; con tu pelo de plata y de luz lunar, con tus manos recias de hombre trabajador; huyendo de la brutalidad de nuestro verano y aferrado en tu silla al frescor furtivo que a veces se escapa desde la Carretera y los callejones colindantes.

¿Te acuerdas cuando me señalaste los azulejos de tu casa, recordándome la similitud con los de la cocina de mi casa, que tú mismo habías trabajado?

¡Cuántas veces nos saludamos cuando yo entraba y salía de la biblioteca!

Cómo pasa el tiempo, Perico. Como dice mi padre, ninguno nos vamos a quedar aquí. Pero os estáis yendo tanta gente buena, que muchos nos sentimos huérfanos. Yo sé que digo siempre lo mismo, pero sé porque lo digo, y que me permitan las redundancias.

Me hubiera gustado poderme despedir de ti como Dios manda. Pero, ¿sabes qué? Que tengo ya muy claro que algún día no muy lejano voy a volver definitivamente. Y ese día abrazaré como se debe a tu familia. 

Perdona, Perico, si he parecido un descastado o un olvidadizo. Llevo un ritmo muy vertiginoso últimamente y me estoy ordenando un poco en este mes. Te has ido siendo un tótem y un arquetipo. En el cielo te vas a encontrar con mucha gente buena. Da recuerdos y velad desde allí por nosotros, que falta hace.

Hasta siempre, querido amigo. Un fuerte abrazo desde la otra punta del mundo. 


Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.

Resultado de imagen para cruz cementerio

"DOMINGO FAL-CONDE, IN MEMORIAM" - "CARLISMO ANDALUZ"


DOMINGO FAL-CONDE, IN MEMORIAM

por Antonio Moreno Ruiz

Fal2Hombre Domingo, que me he enterado que te nos has ido. ¿Cómo se te ocurre irte tan joven? Porque no recuerdo exactamente cuándo nos conocimos, pero habida cuenta de que yo tengo ya treinta y cinco tacos, la primera vez que pude departir contigo hará, como poco, trece años, y quizá me quedo corto. Y ya entonces estabas más joven que yo. Siempre con esa sonrisa tan diligente de empática campechanía, siempre con ese talante de caballero simpático tan propio de nuestro querido sur de estampas cofrades y toreras; siempre con la humildad de recibir como hijo pródigo al recién llegado sin por ello caer en falsas modestias, derrochando el talento de la oratoria cuando la ocasión lo requería; siempre como una caja de sabias sorpresas, de anécdotas que podían ser serias o chispeantes según el momento. Porque siempre sabías estar. Porque siempre estabas.
Sigue leyendo DOMINGO FAL-CONDE, IN MEMORIAM

"LA LÁSTIMA DEL ODIO" - "DIARIO DE LA MARINA"

La lástima es que el odio a España sea propagado y financiado tanto por el estado español como por muchos españoles
ELDIARIODELAMARINA.COM|DE ANTONIO MORENO RUIZ